Control de Clima

En el cultivo de interior es fundamental controlar la temperatura y la humedad para que nuestras plantas no sufran. Regulando la intracción y extracción de aire mantendremos el aire fresco, ayudando a conseguir los mejores resultados. Otros elementos importantes del control de clima son elementos como los filtros antiolor, controladores, ozonizadores, ventiladores o CO2,


Medidas. A la hora de elegir un extractor y un filtro antiolor hay que asegurarse que el diámetro de sus bocas así como el caudal (la cantidad de aire que pueden mover) sea el mismo.
Dicho diámetro deberá ser también igual al del tubo que se utilizará para conducir al exterior el aire que el extractor saca fuera del cultivo.

Controladores. Su función básica es encender, apagar y ajustar la velocidad de los extractores en función de los distintos factores del cultivo (temperatura, humedad etc.). Hacen más cómodo el mantenimiento pues permiten definir los valores ideales de temperatura y humedad y los controladores se encargarán del resto.

Temperatura. Para saber en todo momento la temperatura y humedad más alta y más baja se utilizan los termohigrómetros, que son aparatos muy económicos y sencillos de manejar. La temperatura nunca debe superar los 28 grados centígrados. La humedad debe de estar alrededor del 70 por ciento en crecimiento y del 50 por ciento durante la floración.
CO2. La aportación de CO2 hace todavía mejores los cultivos ya de por sí buenos. No es recomendable utilizarlo si todavía se está aprendiendo, pero es el gran secreto de los que saben.